"Dante in Linea" y la enseñanza de la lengua italiana Online

Una entrevista con el Director Stefano Coppa por Adriano Gelo. Lee la entrevista en idioma origina aqui

Bollettino Itals es una Revista bimensual en línea que trata sobre lingüística y didáctica del italiano para extranjeros. El Boletín está dirigido a profesores de italiano en Italia y en todo el mundo; ofrece sugerencias que pueden traducirse eficazmente en la experiencia del aula de clase.

En la sesión de Abril 2021, Adriano Gelo de la Università per Stranieri di Siena, entrevista al Director Stefano Coppa, Fundador y CEO, del Instituto Dante Alighieri en Centroamérica y Dante en Linea, escuela de italiano online.


Esta entrevista nace para conocer para conocer cómo surge la idea de Dante in Linea como escuela Online, las experiencias que se han cosechado a lo largo de los años en la enseñanza online y conocer el éxito que ha tenido en la difusión de la lengua italiana a nivel mundial. El recorrido de nuestro Fundador y CEO, comienza desde finales de los años 90’s, cuando al transferirse a America, se encontró con la enorme necesidad de crear una institución seria para impartir el idioma italiano con estándares universales.


ABSTRACTO

Stefano Coppa es el Fundador y CEO, desde 2005, del Instituto Dante Alighieri, Sede en Managua, y desde 2010 de la sucursal de Tegucigalpa. En 2014, nace «Dante in Linea», un proyecto de creación de la primera plataforma especializada en la enseñanza de la lengua italiana en modalidad online, que inicialmente nació para ampliar la oferta educativa en los países donde el Instituto Dante Alighieri tenia presencia, sin embargo su aceptación ha sido tal, que amplió su oferta y sigue acogiendo a alumnos de todo el mundo. Además, desde el año 2018 el Dott. Stefano Coppa funge como Cónsul General Honorario de Honduras.





Adriano Gelo: Estimado director Stefano Coppa, comenzamos nuestra entrevista con una consideración. En los últimos años, las oportunidades que ofrece el desarrollo de la tecnología han tenido una notable importancia en la difusión y uso de herramientas informáticas y multimedia vinculadas al sector de la formación y la educación. En el sector de la enseñanza de idiomas esto ha supuesto una auténtica revolución, ya que recursos como las redes sociales o las plataformas de e-learning han representado sólo algunos de los muchos recursos que los profesores pueden utilizar para construir actividades y rutas de aprendizaje gracias a la tecnología.


Stefano Coppa: Estamos ante una revolución Copernicana. No es tan importante establecer qué es lo que ha provocado esta aceleración en el crecimiento de la enseñanza de idiomas en línea en los últimos años, porque con frecuencia, ha ocurrido que factores externos se encargan de ser la «chispa» de las revoluciones.

Lo importante es saber que la difusión de la enseñanza de idiomas en línea continuará, incluso después de que se haya resuelto la crisis sanitaria, y correrá en paralelo a la enseñanza presencial hasta que, finalmente, la supere. Hay muchas razones para ello:


La primera y más importante, es la ruptura de las barreras espacio-temporales, suficiente por sí misma para explicar gran parte de la transición de lo presencial a lo virtual. En los últimos meses se han hecho muchas proyecciones sobre los sectores de trabajo inteligente, que lo seguirán siendo incluso después de la emergencia.

En mi opinión, no cabe duda, de que una buena parte del trabajo de enseñanza de idiomas pertenece a este sector. Pero, además de esto, y probablemente incluso más que la ruptura de las barreras espacio-temporales, hay otro factor a tener en cuenta.

Si consideramos cómo se han perfeccionado la teoría y la práctica de la enseñanza de idiomas en los últimos cincuenta años, no podemos dejar de considerar los posibles márgenes de la mejora de las técnicas de enseñanza en línea en los próximos años, apoyada por el increíble y continuo crecimiento de las oportunidades tecnológicas que ofrece este campo.

Creo sinceramente que la realidad podría superar cualquier fantasía y predicción. Entonces, ¿qué debemos hacer? Como cada vez que la historia nos enfrenta a cambios, en parte imprevistos, tenemos que ponernos en marcha desde los lugares de la educación, es decir, las universidades, aceptando el reto que nos propone esta revolución copernicana. Como ocurre y ha ocurrido en otros campos, la indecisión y el conservadurismo serían fatales.


¿Cómo y cuándo surgió la idea de crear una plataforma para la enseñanza de la lengua italiana?

Hace unos 7 años, en Managua, en la primera sede del Instituto Dante Alighieri, un grupo de profesores, con la ayuda de dos técnicos informáticos, comenzaron a desarrollar una plataforma Moodle destinada a albergar todo un programa de estudio de italiano de la lengua italiana desde el nivel A1 hasta el nivel C1 y un salón virtual de conferencias en línea para las clases magistrales en línea.

Tras casi siete años de trabajo podemos ofrecen más de 800 actividades interactivas, posibilidades de autoevaluación, foros y chat para una retroalimentación continua, además de la clase magistral impartida en videoconferencia.

En definitiva, un paquete completo que nos sitúa ante un reto global para la enseñanza de nuestra lengua también en los países que no forman parte de América Latina.

¿Dante in Linea imparte sólo cursos/lecciones a distancia o ofrece paquetes de aprendizaje blendend?

Nacimos previendo lo que llamamos «asistencia semi-presencial», es decir, ofreciendo la oportunidad, a los alumnos que vivían lejos de las escuelas de Managua o Tegucigalpa, de combinar el estudio a distancia con el presencial. Hoy en día, también debido a la pandemia, nuestros paquetes de estudio son todos a distancia y totalmente en línea.


¿Cuál es el perfil del estudiante que toma los cursos de Dante en línea?

No hemos registrado cambios sustanciales en la tipología de nuestros alumnos, si acaso una ampliación de los mismos. A parte de los descendientes de italianos, que siguen representando el 15-20%, siguen predominando los universitarios y los jóvenes profesionales, así como los adolescentes y los niños (estos últimos en expansión).

En el mercado lingüístico norteamericano, del que empezamos ya a recibir los primeros estudiantes, cabe destacar la presencia de alumnos que estudian el idioma por razones que yo definiría como culturales, y no hay que olvidar el creciente número de estudiantes que se preparan para realizar el examen de certificación del nivel B1, que a estas alturas es un requisito fundamental para obtener la ciudadanía italiana.

Con mucho gusto, entonces, quiero destacar que en los últimos doce meses (de marzo de 2020 a febrero de 2021) hemos tenido un aumento significativo de la matrícula con predominio de alumnos provenientes, en orden, de Honduras, Nicaragua, Argentina y Estados Unidos. Amplia y variada es la nacionalidad de los estudiantes matriculados en nuestros cursos en el mismo periodo de tiempo: desde los Emiratos Árabes Unidos hasta México, desde Estonia hasta Canadá y un total de 30 nacionalidades diferentes siguen llenando nuestras aulas virtuales de italiano.

¿Cuáles son las principales razones por las que éstos estudiantes toman sus cursos?

Para los estudiantes universitarios y los jóvenes profesionales, el deseo de continuar sus estudios en Italia se confirma como destino final. Es interesante evaluar cómo este deseo lo comparten también los estudiantes procedentes de países ya desarrollados y con una sólida estructura escolar y universitaria.


¿Cuánto tiempo de media llevan los estudiantes los cursos?

El cambio más significativo introducido por el aumento de la demanda de cursos de lengua italiana gracias a la asistencia online es la posibilidad de organizar cursos intensivos y semi-intensivos, que en la experiencia de las escuelas presenciales se hizo imposible por la escasez de candidatos para este módulo. Los grupos, normalmente formados por unas 6 personas, asisten a programas diarios de lunes a viernes de aproximadamente una hora y media cada día. Este método permite una aceleración exponencial con respecto a los cursos clásicos, permitiendo en pocos meses, por ejemplo, alcanzar el nivel B1 necesario para la solicitud de la ciudadanía. Esto también ha llevado a un aumento de la asistencia media de unos cuatro meses.


Pasemos ahora a los profesores de Dante in Linea. ¿Qué características deben tener? ¿Cómo se seleccionan?

Hemos mantenido la característica que nos ha distinguido desde el principio de nuestra experiencia, es decir, que empleamos sólo profesores de lengua materna italiana, elegidos en base a los siguientes requisitos:

Conocimientos teóricos y prácticos de la enseñanza del italiano a extranjeros adquiridos a través de los estudios universitarios y conocimiento de las principales herramientas informáticas útiles para la realización de los cursos. Evidentemente, la posibilidad de impartir clases en línea nos ha permitido reclutar mano de obra directamente en Italia, sobre todo entre los jóvenes licenciados o graduados de Siena, Perugia y Venecia… Me refiero, obviamente, a las dos universidades para extranjeros de Siena y Perugia, así como a Ca’ Foscari.

Mantenemos una presencia física de profesores en Managua y Tegucigalpa (3). Tegucigalpa (3 en Managua y 5 en Tegucigalpa), tanto para una mejor coordinación con la organización con la Dirección Didáctica y para la administración de las sesiones de examen del CILS que, incluso durante la fase aguda de la pandemia, logramos mantener, en estricto cumplimiento de las medidas de bio-seguridad.


¿Qué método (s) de enseñanza utilizan los profesores?

Hay que hacer dos observaciones preliminares sobre este tema. El primero está relacionado con el número medio de alumnos que asisten a nuestros grupos, que es de entre cinco y seis. La segunda es de carácter general y representa, si se me permite decirlo, una vieja obsesión mía. La enseñanza de nuestra lengua como LS es cada vez más diferente de la enseñanza como L2, obviamente me refiero a la forma en que se enseña nuestra lengua en Italia.

Sin entrar en detalles, me limitaré a expresar mi convicción sobre la formación de los profesores en las universidades italianas. Después de una formación general común, debería introducirse una especie de especialización para la enseñanza en el extranjero, tal vez acompañada de la obligación de realizar prácticas fuera de Italia (como 6 meses).

Además, los formadores deberían conocer «sobre el terreno» las diferencias relacionadas con los distintos contextos de enseñanza que se van materializando y que deben conocer en primera persona para poder transmitirlas a los profesores que están formando.


En su opinión, ¿cuáles son las ventajas e inconvenientes de aprender una lengua extranjera a distancia?

Siempre he sostenido que, al enseñar nuestra lengua en el extranjero, las clases deben transformarse en laboratorios de «inmersión» lingüística permanente.

Con frecuencia utilizo con mis profesores una metáfora futbolística, en la que la lengua está representada por el balón: o nuestros alumnos «tocan la pelota» todo el tiempo posible durante la clase (por eso el número reducido de alumnos por grupo es una condición sine qua non), o perdemos el partido… (es decir, los alumnos se van tras experimentar la frustración de no avanzar en el aprendizaje).

En este sentido, no veo ninguna desventaja en la enseñanza online respecto a la presencial. Estamos obligados a prestar más atención a la fonética, a la superación de las barreras fonéticas, pero, en este caso, hay muchas oportunidades en línea, para introducir aportaciones positivas con respecto a esta cuestión.

El enfoque es siempre una derivación del método humanista que se utilizaba en el presencial, con esa premisa «utilitaria» de que la calidad de un input sólo se determina por el éxito del output.

En este período, ¿cuál es el estado de salud de la lengua italiana en los países en los que trabaja?

Como he mencionado antes y en lo que respecta a nuestra experiencia directa, tras un primer bandazo en los dos primeros meses tras el estallido de la pandemia, la «transición» de lo presencial a lo virtual se desarrolló sin problemas, ampliando incluso el abanico de participación. Esto ha demostrado definitivamente que toda una serie de prejuicios sobre la enseñanza de idiomas en línea están destinados a ser superados por la experiencia práctica.


¿Y en todo el mundo?

En mi opinión, es un poco pronto para poder trazar una línea de tendencia global. Solo puedo decir que cuando ampliamos la oferta de nuestros cursos de italiano online a Norteamérica y Europa del Norte, registramos una respuesta inmediata y una adhesión que, aunque inicial, parece prometer mucho. Si un buen día empieza por la mañana …


¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta el profesionales en los países donde trabaja?

La principal dificultad está representada, trabajando en países subdesarrollados, por la inestabilidad de la conexión a Internet. Esto es cierto en parte para los profesores, para quienes, sin embargo, estamos logrando resolver el problema, y en parte para los alumnos que, quizás, que viven en áreas remotas de estos países están sujetos a este problema. El otro problema que está surgiendo es el de las fajas horarias en las que viven los alumnos. Está claro que ante una demanda global de docencia, tenemos que afrontar la cuestión logística tanto en la formación de grupos como en la construcción de una red de profesores que puedan trabajar en las diferentes horas requeridas.


¿Qué opinas de las iniciativas MAECI sobre la difusión de la lengua italiana en el mundo?

En general, creo que ha habido una bajada de la guardia sobre el tema, después del entusiasmo que se registró a principios de la década del 2000, cuando se anunció la intención de construir una verdadera industria de la lengua italiana en el mundo. Para hacer esto, habría sido necesario mucho más esfuerzo y medidas más efectivas. Pienso, por ejemplo, en la hipótesis, anunciada varias veces y nunca implementada, de extender el ámbito de la Función Pública también a los profesores de lengua italiana en el extranjero. ¡Cuántas energías se podrían poner en juego con una elección de ese tipo, y qué experiencia concreta tendría para los propios profesores!


¿Qué relación tiene Dante in Linea con las certificaciones de lengua italiana?

Permanente, diría yo. No solo en relación a los exámenes de certificación CILS de la Universidad para Extranjeros de Siena, que llevamos administrando directamente en las oficinas de Managua y Tegucigalpa durante más de una década, sino que también ofrecemos preparación específica para todas las demás certificaciones de la Asociación CLIQ, porque el alumno puede realizar el examen en la escuela más cercana.


¿Planes para el futuro?

El futuro es hoy … quiero decir que la consolidación y ampliación de lo ya existente es el trabajo diario, sin perder de vista todas las posibles mejoras en las técnicas de enseñanza virtual y en los materiales didácticos puestos a disposición. Este es un sitio en construcción, el de la enseñanza de idiomas en línea, que en los próximos cinco años experimentará un desarrollo tumultuoso, independientemente de la pandemia.

25 vistas0 comentarios