top of page
  • Instituto Dante Alighieri

"Dante in Linea" y la enseñanza de la lengua italiana Online

Una entrevista con el Director Stefano Coppa por Adriano Gelo. Lee la entrevista en idioma origina aqui

Bollettino Itals es una Revista bimensual en línea que trata sobre lingüística y didáctica del italiano para extranjeros. El Boletín está dirigido a profesores de italiano en Italia y en todo el mundo; ofrece sugerencias que pueden traducirse eficazmente en la experiencia del aula de clase.

En la sesión de Abril 2021, Adriano Gelo de la Università per Stranieri di Siena, entrevista al Director Stefano Coppa, Fundador y CEO, del Instituto Dante Alighieri en Centroamérica y Dante en Linea, escuela de italiano online.


Esta entrevista nace para conocer para conocer cómo surge la idea de Dante in Linea como escuela Online, las experiencias que se han cosechado a lo largo de los años en la enseñanza online y conocer el éxito que ha tenido en la difusión de la lengua italiana a nivel mundial. El recorrido de nuestro Fundador y CEO, comienza desde finales de los años 90’s, cuando al transferirse a America, se encontró con la enorme necesidad de crear una institución seria para impartir el idioma italiano con estándares universales.


ABSTRACTO

Stefano Coppa es el Fundador y CEO, desde 2005, del Instituto Dante Alighieri, Sede en Managua, y desde 2010 de la sucursal de Tegucigalpa. En 2014, nace «Dante in Linea», un proyecto de creación de la primera plataforma especializada en la enseñanza de la lengua italiana en modalidad online, que inicialmente nació para ampliar la oferta educativa en los países donde el Instituto Dante Alighieri tenia presencia, sin embargo su aceptación ha sido tal, que amplió su oferta y sigue acogiendo a alumnos de todo el mundo. Además, desde el año 2018 el Dott. Stefano Coppa funge como Cónsul General Honorario de Honduras.





Adriano Gelo: Estimado director Stefano Coppa, comenzamos nuestra entrevista con una consideración. En los últimos años, las oportunidades que ofrece el desarrollo de la tecnología han tenido una notable importancia en la difusión y uso de herramientas informáticas y multimedia vinculadas al sector de la formación y la educación. En el sector de la enseñanza de idiomas esto ha supuesto una auténtica revolución, ya que recursos como las redes sociales o las plataformas de e-learning han representado sólo algunos de los muchos recursos que los profesores pueden utilizar para construir actividades y rutas de aprendizaje gracias a la tecnología.


Stefano Coppa: Estamos ante una revolución Copernicana. No es tan importante establecer qué es lo que ha provocado esta aceleración en el crecimiento de la enseñanza de idiomas en línea en los últimos años, porque con frecuencia, ha ocurrido que factores externos se encargan de ser la «chispa» de las revoluciones.

Lo importante es saber que la difusión de la enseñanza de idiomas en línea continuará, incluso después de que se haya resuelto la crisis sanitaria, y correrá en paralelo a la enseñanza presencial hasta que, finalmente, la supere. Hay muchas razones para ello:


La primera y más importante, es la ruptura de las barreras espacio-temporales, suficiente por sí misma para explicar gran parte de la transición de lo presencial a lo virtual. En los últimos meses se han hecho muchas proyecciones sobre los sectores de trabajo inteligente, que lo seguirán siendo incluso después de la emergencia.

En mi opinión, no cabe duda, de que una buena parte del trabajo de enseñanza de idiomas pertenece a este sector. Pero, además de esto, y probablemente incluso más que la ruptura de las barreras espacio-temporales, hay otro factor a tener en cuenta.

Si consideramos cómo se han perfeccionado la teoría y la práctica de la enseñanza de idiomas en los últimos cincuenta años, no podemos dejar de considerar los posibles márgenes de la mejora de las técnicas de enseñanza en línea en los próximos años, apoyada por el increíble y continuo crecimiento de las oportunidades tecnológicas que ofrece este campo.

Creo sinceramente que la realidad podría superar cualquier fantasía y predicción. Entonces, ¿qué debemos hacer? Como cada vez que la historia nos enfrenta a cambios, en parte imprevistos, tenemos que ponernos en marcha desde los lugares de la educación, es decir, las universidades, aceptando el reto que nos propone esta revolución copernicana. Como ocurre y ha ocurrido en otros campos, la indecisión y el conservadurismo serían fatales.


¿Cómo y cuándo surgió la idea de crear una plataforma para la enseñanza de la lengua italiana?

Hace unos 7 años, en Managua, en la primera sede del Instituto Dante Alighieri, un grupo de profesores, con la ayuda de dos técnicos informáticos, comenzaron a desarrollar una plataforma Moodle destinada a albergar todo un programa de estudio de italiano de la lengua italiana desde el nivel A1 hasta el nivel C1 y un salón virtual de conferencias en línea para las clases magistrales en línea.

Tras casi siete años de trabajo podemos ofrecen más de 800 actividades interactivas, posibilidades de autoevaluación, foros y chat para una retroalimentación continua, además de la clase magistral impartida en videoconferencia.

En definitiva, un paquete completo que nos sitúa ante un reto global para la enseñanza de nuestra lengua también en los países que no forman parte de América Latina.

¿Dante in Linea imparte sólo cursos/lecciones a distancia o ofrece paquetes de aprendizaje blendend?

Nacimos previendo lo que llamamos «asistencia semi-presencial», es decir, ofreciendo la oportunidad, a los alumnos que vivían lejos de las escuelas de Managua o Tegucigalpa, de combinar el estudio a distancia con el presencial. Hoy en día, también debido a la pandemia, nuestros paquetes de estudio son todos a distancia y totalmente en línea.


¿Cuál es el perfil del estudiante que toma los cursos de Dante en línea?

No hemos registrado cambios sustanciales en la tipología de nuestros alumnos, si acaso una ampliación de los mismos. A parte de los descendientes de italianos, que siguen representando el 15-20%, siguen predominando los universitarios y los jóvenes profesionales, así como los adolescentes y los niños (estos últimos en expansión).

En el mercado lingüístico norteamericano, del que empezamos ya a recibir los primeros estudiantes, cabe destacar la presencia de alumnos que estudian el idioma por razones que yo definiría como culturales, y no hay que olvidar el creciente número de estudiantes que se preparan para realizar el examen de certificación del nivel B1